domingo, 3 de julio de 2016

Aceptación

Veníamos por 5 de mayo, su calle favorita, un poco de prisa y de la mano a pesar de las angostísimas banquetas. Llovía, pero muy poco.

- Dejé de tomar los antidepresivos, desde la semana pasada. Creo que es una buena decisión - dije.

Después, caminando aún de la mano, me sumí en mi voz en off:

- Creo que puedo aceptar que mi cerebro es incapaz de producir felicidad, me siento tranquila con admitirlo y no empeñarme en forzarlo en que aprenda a generar esos químicos con un tratamiento similar a cuando te propones enseñarle a un niño a andar en bicicleta para que después pueda pedalear solito y sin ayuda. Hay muchos adultos que viven sin saber andar en bici y no es tan malo.

Cuando volví en sí, ya habíamos avanzado una cuadra y media.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...