miércoles, 11 de septiembre de 2013

ENTREVISTÉ A BEACH HOUSE PARA LA REVISTA PICNIC

La foto de la fanpage de Beach House

Hace un par de meses entreviste vía telefónica a Victoria Legrand, vocalista de esta banda de la que soy muy muy fan, para la edición no. 53 de la revista PICNIC; sin más preámbulos, aquí el texto la publicación:

Son como la casa en la playa que visitarías en invierno.

No sé con exactitud, qué tan común es esa sensación de que necesitamos escuchar música nueva. Las carpetas en el ordenador o reproductores repiten una y otra vez las mismas listas, haciéndonos creer que nuestra melomanía es limitada o al menos amenazada por el aburrimiento. Y por música nueva no sólo me refiero a que sea fresca, sino buena. Pues bien, tuve ese sentimiento a finales del 2009 y recurrí a medios en la web que me indicaran que había de nuevo por venir en la música. Así es como di con Beach House y la espera del que se convertiría en un exitazo tremendo, su tercer álbum “Teen Dream”, con canciones admirables como Zebra, Silver Soul, Used to be y Take care.

Hasta la fecha, los ilusionistas de Baltimore, quienes para la posteridad forjan un tesoro valioso y fino alrededor de su música hipnótica, son el dúo de dream pop que posee algo que muy pocos: identidad.
Además de componer metáforas pragmáticas en sus letras y melodías exquisitas en la música, tanto Alex Scally como Victoria Legrand están conscientes de lo que hacen, se lo toman muy en serio y avanzan defendiendo su proyecto de los caminos perturbadores de la fama y el perverso carácter efímero del internet.

En el 2012, en el contexto alrededor de la espera de su último álbum “Bloom”, imperaba la certidumbre de que sería una joya, después de su extraordinario “Teen Dream”; fue con el lanzamiento de “Myth” como primer sencillo que se encargaron de confirmar esta sospecha.
El excelentísimo Bloom, es un álbum donde la música de Scally acompaña la abstracción literaria de Victoria en letras más complejas que de costumbre, y “un poco más físicas” según sus palabras; dejando al público la libertad de materializar cada canción en todas sus posibles interpretaciones personales.

Ahora bien, la oportunidad de platicar con Victoria nos aproxima a entender, de primera mano, un poco más acerca de su música. Puntuales en la entrevista telefónica, reconocí el sosiego de su voz desde el primer saludo.

Paulina: Es increíble cómo mantienen su “sello” a través de cada álbum haciéndolos asombrosos y no van cambiando su estilo en cada uno.

Victoria: Creo que en muchos sentidos es muy sencillo, no nos aproximamos a la música al pensarlo como un estilo, sino sólo como algo en lo que creemos, que nos gusta hacer y nos apasiona, así que es algo interno y muy honesto para nosotros. Creo que con cada disco obtienes eso que sentiste, en ese sentido es algo en lo que crees y eres honesto al respecto, es lo que eres, es algo un poco indescriptible que se convierte en algo bastante interesante, porque la verdad es que se trata de ti y no de algo tan intelectual. Sucede como tal, sin pensarlo, y así es como llega a ser tal cosa a la que llaman estilo, yo pienso que se le llama “ser uno mismo”, ser quien eres sin preocuparte mucho al respecto.

P: ¿Es algo más orgánico?

V: Sí, es natural, quizá se piense que ser natural es difícil, pero no. Quizá solo es más sencillo para unas personas que para otras. En la música no es tan fácil, pero cuando sientes que haces algo que amas y trabajas arduamente sobre ello, es bastante sencillo.

P: Tengo la impresión de que, más que hacer un álbum como una compilación, ustedes construyen canciones, haciendo de cada pieza una obra de arte fina y encantadora.

V. Gracias. Hacemos cada una de las canciones tal como van llegando y las concretamos. Somos compositores, cada canción la empezamos a trabajar en base a lo que decidimos, y después de completar una cierta cantidad de canciones, el mundo empieza a cobrar vida, sales de ese mundo y sientes que se convertirá en un disco y no puedes evitarlo. Esto puede darse después de haber escrito tres o cinco canciones. El momento en el que esto sucede es cuando sabes que vas a hacer un disco, y cada disco es único, por eso nos preocupamos por cada una de las canciones así como cuidamos del disco, porque están conectados. También algo que mostramos es el significado de las canciones y cosas por el estilo, de hecho creo que al final, estos discos tienen una historia consigo, así como cada álbum en el mundo de cualquier artista que haga discos.

P: En “Bloom” las canciones no son optimistas como suena el título, ¿A qué tipo de “florecer” se refiere?

V: ¿Por qué habríamos de sonar optimistas cuando nuestras canciones no lo son? Quizá al escuchar el nombre del disco alguien puede sentir eso. En la música hay fuerzas naturales, y siento que el florecer es una de las más potentes. Creo que el título no se trata de una cosa existente, como una flor hermosa, o feliz, o triste, es algo más abstracto.

P: Para finalizar, vienen a México en septiembre, ¿qué expectativas tienen al respecto y qué piensan acerca de sus seguidores mexicanos?

V: Expectativas ninguna. Pensamos que los fans son realmente maravillosos, atentos y apasionados.


Entrevista en la edición impresa de Revista PICNIC No. 53

1 comentario:

Anónimo dijo...

Felicidades, Pau... así se construye: ladrillo a ladrillo, cuidando que cada uno sea una pieza completa, sólida. El trabajo que estás desarrollando, una foto aquí, una presentación allá, una entrevista, la sugerencia, la crítica... cada pieza, va poco a poco dando forma a tu propia obra.
Y me complace mucho ser testigo de ello, pese a tus dudas. (Jaime F.)
Salud...!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...